20/12/10

CONSEJOS DIVINOS:

CUAN GRANDE ES LA SABIDURÍA DE DIOS, QUE NOS ENSEÑA TANTO:


NO TE APRESURES EN TUS PALABRAS...


Eclesiastés 5:2/3
2  No te des priesa con tu boca, ni tu corazón se apresure a proferir palabra delante de Dios; porque Dios está en el cielo, y tú sobre la tierra: por tanto, sean pocas tus palabras.
3  Porque de la mucha ocupación viene el sueño, y de la multitud de las palabras la voz del necio.

SI LE PROMETES ALGO A DIOS, CUMPLE... O MEJOR NO PROMETAS
Eclesiastés 5: 4/5
Cuando a Dios hicieres promesa, no tardes en pagarla; porque no se agrada de los insensatos. Paga lo que prometieres.
5  Mejor es que no prometas, que no que prometas y no pagues.

CUIDA TODO LO QUE DIGAS...Y TEME A DIOS
Eclesiastés 6/7
6  No sueltes tu boca para hacer pecar á tu carne; ni digas delante del ángel, que fué ignorancia. ¿Por qué harás que Dios se aire á causa de tu voz, y que destruya la obra de tus manos?
7  Donde los sueños son en multitud, también lo son las vanidades y muchas las palabras; mas tú teme á Dios.

EL FIN DE LA PALABRA: (O SEA, SU PRINCIPAL OBJETIVO)

Eclesiastés 12:12/13


12 Ahora, hijo mío, a más de esto, sé amonestado.  No hay fin de hacer muchos libros; y el mucho estudio es fatiga de la carne.

13 El fin de todo el discurso oído es este:  



Teme a Dios, y guarda sus mandamientos;

     porque esto es el todo del hombre. 

Y NUNCA OLVIDES...
Eclesiastés 12:14:


Porque Dios traerá toda obra a juicio,
     juntamente con toda cosa encubierta, 
sea buena o sea mala..

3 comentarios:

enamorado por siempre dijo...

De todo corazon, gracias por compartir tu vision y hacerme una realidad que talvez de mi mente se borro en algun instante

Eileen Ovalle dijo...

Hola querido José, Dios te bendiga, que lindo que su amor y sus alas te cubran y te traigan de vuelta con su inmenso amor a su hermoso redil, porque él es el buen pastor y siempre recuerda que, cuando una de sus ovejas (nosotros sus hijos) tiene alguna pena, algún dolor o se aleja del camino, él siempre irá por ella con su infinita misericordia. Tú amado hijo de Dios, no olvides jamás que él tiene sus ojos amorosos puestos en ti y mira todos tus caminos y con amor, te guardará. Bendito seas en su nombre, por seguir y escuchar su voz!
Con amor en Cristo!
Eileen

Anónimo dijo...

Dios cuan grande eres, no cabe Duda que a cada momento me haces recordar tu divina presencia.

 

PARA EL REY DE REYES © 2008. Design By: SkinCorner